Ayuda humanitaria que empodera a las comunidades

By Daniela Martínez | August 25, 2020 | The Americas | Education, Gender Equity, Youth Empowerment

Nota del Editor: Esta publicación también está disponible en inglés.

En Jalapa, Guatemala, una organización socia de GFC utiliza la asistencia humanitaria para combatir los efectos de la pandemia y respetar la dignidad de las comunidades.

¿Cuál es la situación en el terreno?

Coincidir, organización socia de GFC desde el 2018 y participante de la iniciativa Empoderando a Niñas Adolescentes, trabaja en dos áreas diferentes en Guatemala: en el departamento occidental de Chimaltenango y el departamento oriental de Jalapa. La situación en Jalapa antes de la pandemia de COVID-19 ya era bastante precaria. Ubicada en el Corredor Seco, una región en la costa del Pacífico de Centroamérica que se extiende desde el sur de México hasta Panamá y es afectada por sequías severas, Jalapa se ve altamente afectada por este fenómeno climático. Años de poca o ninguna lluvia han provocado la pérdida de cultivos básicos y, a su vez, índices severos de desnutrición en las comunidades de Jalapa.

Cuando la pandemia del COVID-19 llegó a Guatemala, las medidas de contención implementadas por el gobierno para detener la propagación del coronavirus afectaron más duramente a estas comunidades, ya que la mayoría de sus integrantes son jornaleros y dependen de sus ingresos diarios para mantener a sus familias alimentadas. Saul Interiano, Director Ejecutivo de Coincidir, compartió que la prohibición del transporte público causó que el 85% de las adolescentes y mujeres jóvenes de Jalapa que participan en los programas de Coincidir hayan perdido sus empleos. La ONG estadounidense Action Against Hunger ha determinado que, a finales de mayo de 2020, el número de casos de desnutrición aguda en todo el país (15,000) había superado el número total de casos reportados para todo el año 2019.

¿Cómo ha respondido la organización a las necesidades de las comunidades?

Personal de Coincidir se prepara para entrar a una comunidad para entregar productos alimenticios y de higiene. © Coincidir

Según Eyda y María José, dos miembros del personal de Coincidir que trabajan en Jalapa, la suya es la única organización que ha sido autorizada a entrar en las comunidades para distribuir máscaras, alcohol en gel, jabón y productos alimenticios básicos como arroz, frijoles, maíz y leche para las familias de las niñas, los niños y jóvenes que participan en sus programas. Este acceso se debe en gran parte al trabajo de 20 niñas líderes de diez comunidades que, con el apoyo de Coincidir, formaron una unidad de coordinación conocida como La Coordinadora. Eyda, de 20 años, quien formó parte de La Coordinadora antes de ser contratada por Coincidir, compartió que “las niñas de La Coordinadora han sido fundamentales para este proceso. Han puesto en práctica sus habilidades de liderazgo y organización, llegando a los líderes locales y guiando al personal de Coincidir a través de las comunidades para distribuir la ayuda.”

Estas niñas, que tienen conocimiento directo de las necesidades y desafíos que enfrentan sus comunidades, están adaptando una metodología participativa que busca respetar la dignidad de las familias: cuando visitan a las familias, les presentan los productos que tienen, y le piden a la familia que priorice lo que realmente necesitan. Luego le preguntan a la familia – no importa cuán humilde sea su situación – si tienen algo que puedan donar a otras familias. Por lo general, las familias donarán algo de sus huertos familiares. Esto ayuda a respetar su dignidad humana y promueve una cultura de solidaridad en la comunidad.

Eyda, quien anteriormente formaba parte de La Coordinadora y fue contratada por Coincidir, transporta, descarga y entrega suministros en las comunidades de la zona. Muchas de las comunidades atendidas por Coincidir están ubicadas en áreas remotas y sólo se puede acceder a pie. © Coincidir

Según Saul, su objetivo es proporcionar asistencia humanitaria con un enfoque de derechos humanos desmantelando los desequilibrios de poder. “Queremos que las familias se vean a sí mismas y a los miembros de Coincidir como iguales”, afirma.

Una niña completa el libro de actividades entregado por Coincidir. © Coincidir

A medida que la situación ha evolucionado, las necesidades de las comunidades se han diversificado. Coincidir comenzó a proporcionar a las niñas y mujeres jóvenes toallas sanitarias, que se hicieron escasas a medida que las comunidades se aislaron más debido a las medidas de confinamiento. Ya que las escuelas aún permanecen cerradas, las niñas también están creando materiales de capacitación sobre los temas que suelen tratar en sus actividades, incluyendo la Salud Sexual y Reproductiva, la autoestima y la prevención de la violencia. Estos se entregan junto con los suministros básicos de higiene y alimentos, ya que el personal de Coincidir ha visto que las guías educativas enviadas por el Ministerio de Educación para reemplazar la educación presencial no siempre llegan a las comunidades más remotas. Coincidir también comenzó a desarrollar y distribuir materiales recreativos para adultos, como libros para colorear, mandalas, crayones y bordados, para contrarrestar el estrés provocado por el confinamiento.

Probando las nuevas mascarillas con el mensaje #LibresyPoderosas © Coincidir

Las niñas líderes también tuvieron la idea de generar oportunidades de empleo mediante la creación de mascarillas. Prepararon frases para incluir en las máscaras – una es #LibresYPoderosas, el hashtag de la iniciativa Empoderando a Niñas Adolescentes creado durante la primera reunión de socios – que luego se imprimieron en material de tela. Entregaron la tela a las familias, que reciben un pago por cada mascarilla que completan.

Coincidir es una de las pocas organizaciones que va de puerta en puerta, brindando ayuda y asesoría a las familias. Hasta ahora, han visitado a 250 familias en comunidades de Jalapa. Según Saul, las familias se han sentido profundamente conmovidas por esta expresión de solidaridad. “No se pueden imaginar lo importante que esto ha sido para la gente, ir de casa en casa, preguntándole a la gente cómo están,” comparte.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Mientras que Coincidir ha cancelado todas las actividades presenciales y la mayoría del personal está trabajando desde casa, la decisión del personal de visitar a las familias puerta a puerta a pesar del bloqueo a nivel nacional proviene de su profundo sentido de compromiso con estas comunidades. Están tomando las precauciones necesarias, como proporcionar equipo de protección a sus colaboradores y limitar el número de colaboradores que salen a la vez, para tratar de prevenir la propagación del virus, sin abandonar a las familias de las niñas, los niños y jóvenes que participan en sus programas.

Según María José, Coincidir está empezando a pensar en sus próximos pasos. Coincidir tiene una gran parcela de tierra en el municipio de San Luis Jilotepeque, Jalapa, donde ha construido un centro de capacitación para niñas y mujeres jóvenes y está planeando utilizar parte de la tierra para cultivar maíz y frijoles y así contribuir a la seguridad alimentaria de las familias de la zona.

Conoce más sobre Coincidir aquí.

¿Cómo puedes apoyar a organizaciones como Coincidir?

Doña aquí para apoyar a niñas y niños afectados por la pandemia del coronavirus.

Share this story

Impact in Your Inbox

Stay in the know about what’s happening at Global Fund for Children, including news and stories, special events, and more!

Recommended Stories Read All

A guest blog written by Johana López from Colectivo Vida Digna.
The Americas
For a girl growing up in Guatemala, what does empowerment look and feel like? GFC chatted with participants from our Empowering Adolescent Girls initiative.
The Americas
The power of community-led organizations has never been more pronounced than these last few weeks at Global Fund for Children.
Europe & Eurasia
Evelyn, better known as Flaka, is using hip hop and rap music to make it very clear — women can do anything men can do.
The Americas

Global Fund for Children (GFC) UK Trust, created in 2006, is a UK registered charity (UK charity number 1119544). We work to generate vital income, create new fundraising opportunities, and raise awareness of the invaluable work of GFC’s grassroots grantees. Our aim is to extend the reach of GFC in the United Kingdom, Europe, and beyond.

Contact
86-90 Paul Street
London EC2A 4NE

[email protected]