Juventudes indígenas ante el COVID-19: orgullo y organización comunitaria

By Rodrigo Barraza García | July 15, 2020 | The Americas | Youth Empowerment

Este blog fue escrito por Johanna López, coordinadora con Colectivo Vida Digna, socio de GFC en Guatemala. 

Me llamo Johanna López y soy de una comunidad indígena que se llama San Juan Ostuncalco, en el Departamento de Quetzaltenango, Guatemala. En mi idioma maya mam, el nombre de mi pueblo es Oxe Tun Kal, que significa “Colina de los Tres Tambores” porque está rodeado de montañas que te saludan apenas llegas. Siempre que veo esas montañas tan bonitas siento que estoy en casa.

Desde muy chiquita, mi padre me enseñó a estar orgulloso de quien era, a cultivar mis raíces. Me dijo: “La riqueza de la espiritualidad maya está viva, y nos toca a todos, especialmente a los jóvenes, seguir cultivando nuestra historia”. Nunca olvidé esas palabras.

Johanna y las jóvenes participantes de la escuela lx Kame para mujeres indígenas. © Vida Digna

Mi papá siempre ha sido un líder. Crecí viéndolo hablar con nuestros vecinos, intentando organizarnos para que pensáramos en colectivo. Para que sintiéramos el poder de trabajar y vivir en comunidad.

Desde muy joven quise seguir sus pasos, tratando de hablar con jóvenes, compartiéndoles nuestros saberes para que se sintieran orgullosos de su cultura. De ese universo que somos.

No ha sido nada fácil. Si eres mujer indígena y eres joven muchos piensan que no sabes nada. Pero con trabajo, con mi palabra y con esfuerzos les he demostrado que no es así, que por mis venas corre la sangre de mis abuelas y miles de conocimientos de mis ancestras y ancestros que me conectan con quién soy y con el mundo.

Hace unos años, me invitaron a un taller de fortalecimiento cultural para jóvenes. Me dijeron que lo impartía una organización llamada “Colectivo Vida Digna”. Nunca había escuchado hablar de ellos, pero sentí que era algo que mi corazón estaba buscando. No me equivoqué. Fue como si una luz se iluminara dentro de mí.

Johanna y el equipo de Colectivo Vida Digna. © Vida Digna

Recuerdo que nos dijeron: “muchos jóvenes se olvidan de su legado, se avergüenzan de lo que son y niegan el conocimiento de sus madres y abuelas, de sus padres y abuelos. Por eso, cuando migran a las ciudades, se sienten perdidos. No saben quiénes son. Es importante recuperar y fortalecer nuestra identidad maya, proyectarnos a la vida y resistir desde lo que somos y desde lo que queremos ser. Nuestra espiritualidad es nuestra fuerza”.

Desde ese día no me he alejado de la organización. Después de muchos aprendizajes y caminos, ahora formo parte de la Junta Directiva. Y llevo la palabra de Vida Digna a otros espacios, a otras organizaciones, para que nuestra mirada y nuestra voz vuele y se nutra.

Trabajamos varios temas: la recuperación de los saberes ancestrales, como el tejido y la artesanía, el estudio del calendario maya que nos permite conocer y conectar la tierra, el medio ambiente y el universo, proyectos económicos comunitarios, el apoyo a las y los jóvenes migrantes retornados para fortalecer sus sentidos de pertenencia y el proyecto Casa de Aprendizaje Ix Kame, que busca reconocer la fuerza de la mujer maya afectada por la migración, reconociendo su importancia familiar y comunitaria y dando herramientas para detectar y prevenir situaciones de violencia.

Taller de metodologías participativas para Vida Digna facilitado por el equipo de GFC. © GFC

La pandemia del COVID-19 y las restricciones al transporte han afectado seriamente a las comunidades indígenas de Guatemala. Al no poder vender sus productos y perder sus fuentes de empleo, muchas familias comenzaron una lucha por sobrevivir.

Era el momento de actuar. Desde Vida Digna, empezamos a llevar kits de prevención y despensas con alimentos sanos para que nuestras familias y comunidades pudieran satisfacer sus necesidades más básicas. Era solo el primer paso.

Al mismo tiempo, trabajamos en fortalecer el sentido comunitario ofreciendo charlas de prevención y desarrollamos un proyecto de economía social, apoyando la producción de huertos familiares. De esta manera, nuestras comunidades podrán tener acceso a alimentos de calidad, se recuperará uno de los elementos más importantes de nuestra cultura (la agricultura y el conocimiento de la tierra) y las familias no dependerán de los mercados para tener una vida digna y enriquecedora.

Actualmente, estamos llevando a cabo la campaña #CanastasDignas, llevando alimentos sanos a las comunidades al mismo tiempo que apoyamos a los comerciantes locales que han sido afectados por la pandemia, ofreciendo precios justos. Puedes conocer más sobre nuestra campaña aquí.

No queremos volver a la normalidad, nos merecemos algo mejor. La pandemia cambio muchas cosas, pero nuestros sueños siguen intactos. Esa es la lección que hemos aprendido.

Apostamos no por la sobrevivencia, sino por el bienestar integral de las comunidades indígenas, en dónde las y los jóvenes puedan desarrollar todo su potencial, tengan trabajos de calidad y estén orgullosos de su cultura. Queremos que vayan dónde vayan, nunca se olviden de dónde vienen.

Estamos seguros de que esta crisis nos hará más fuertes y más sabios. Como mujer indígena, me recuerda la responsabilidad que tenemos las y los jóvenes de elevar nuestras voces y transformar el mundo. Paso a pasito. Casa por casa. Comunidad por comunidad.

Es en nuestro interior, en nuestra cultura, dónde están las respuestas que estamos buscando. Ese es nuestro punto de partida para conectar con el universo.

Y seguimos, y seguiremos caminando. Juntos y juntas.

Lento. Pero avanzamos.

Muchas gracias por su apoyo.

 


 

Vida Digna es una organización Maya del occidente de Guatemala dedicada a la afirmación de las identidades indígenas. Apoya a jóvenes, mujeres y familias del campo a cumplir su potencial en el crecimiento de sus comunidades. Su trabajo se divide en dos áreas principales: migración y cultura. Desde 2010, el Colectivo ha contribuido a generar condiciones para una vida digna con jóvenes afectadas/os por la migración. Se enfoca en especial en jóvenes migrantes no acompañadas/os que han sido detenidas/os en EEUU y México y están por regresar a Guatemala. A partir de 2013, Vida Digna ha ampliado sus servicios para incluir incidencia transnacional, investigación académica y fortalecimiento de contrapartes en EEUU. Vida Digna es parte del Proyecto de Niñas y Adolescentes Migrantes, el cual busca proteger la integridad y promover los derechos de las niñas adolescentes migrantes en Guatemala, México y los Estados Unidos.

Share this story

Impact in Your Inbox

Stay in the know about what’s happening at Global Fund for Children, including news and stories, special events, and more!

Recommended Stories Read All

At a partner convening, migrant youth displayed their diversity, and shared how they are creating positive change in their surroundings.
The Americas
Migrant girls and young women from Guatemala, Mexico, and the United States reflect on what it means to migrate and its impact on their lives and families.
The Americas
En un encuentro reciente, nuestros socios se unieron para escribir un mensaje en video dirigido a niñas migrantes para hacerles saber que no están solas, que ellas importan a los demás y que el mundo las necesita.
The Americas
At a recent partner convening, a transnational network of community-based organizations from Guatemala, Mexico, and the United States came together to write a video message to migrant girls to tell them know they are not alone, they matter, and the world needs them.
The Americas

Global Fund for Children (GFC) UK Trust, created in 2006, is a UK registered charity (UK charity number 1119544). We work to generate vital income, create new fundraising opportunities, and raise awareness of the invaluable work of GFC’s grassroots grantees. Our aim is to extend the reach of GFC in the United Kingdom, Europe, and beyond.

Contact
86-90 Paul Street
London EC2A 4NE

[email protected]